¿POR QUÉ EL 40% DE LAS FORTUNE 500 USAN COACHING EJECUTIVO?


Entre un 25 y un 40% de las empresas de la lista Fortune 500 aprovechan la transformación que les brinda el tener un coach ejecutivo. ¿Por qué? Porque resulta un buen negocio: en general, la inversión en un coach les trae por lo menos un 600% de ROI.

En términos generales, sabemos que los resultados en una empresa pueden no lograrse debido a aspectos externos a la organización como proveedores, cambios gubernamentales,  economía,  clientes.  También pueden no lograrse por situaciones dentro de la empresa como por ejemplo los procesos internos, el diseño organizacional y sobre todo el capital humano.

En el terreno del capital humano, un elemento crítico para la productividad, es el liderazgo que se ejerce desde los niveles más elevados hasta la gerencia media.  Para poder funcionar de forma efectiva, las empresas reconocen cada vez más la necesidad de desarrollar en sus  mandos habilidades blandas como el liderazgo, la comunicación, la adaptación al cambio e inteligencia emocional y manejo de conflictos, que se vean reflejadas en sus relaciones, el nivel de confianza, integración y trabajo en equipo, la toma de decisiones, la innovación, el logro de los estándares de desempeño, la mejora continua y hasta el clima organizacional.

Según investigaciones hechas por el Center for Creative Leadership, las principales causas de  problemas en los ejecutivos, tiene poco que ver con su dominio en su área de trabajo, sino se debe a déficits en su competencia emocional.  Las tres más importantes son:

  1. La dificultad de manejar el cambio (cosa que este año se ha hecho mucho más evidente)
  2. Ser incapaces de trabajar bien en equipo
  3. Relaciones interpersonales pobres

A veces resulta necesario el apoyo de un facilitador externo para lograr los cambios que se necesitan en el estilo de liderazgo para  que sepan navegar exitosamente los tiempos de cambio, y asegurar el buen manejo de las emociones y de las relaciones interpersonales, el cumplimiento satisfactorio de objetivos profesionales y personales dentro de un equilibrio vida-trabajo.

Mediante el coaching, se lleva al líder a analizar el impacto de su liderazgo en sus colaboradores y se buscan nuevas alternativas de actuación para aumentar el compromiso y mejorar el desempeño. Desde un enfoque sistémico, cuando la cabeza de la organización o de un área en particular opta por el cambio, inmediatamente todo el sistema empieza a moverse. Las acciones, actitudes y comportamientos que él va modificando se perciben inmediatamente en su equipo de trabajo.

 

¿Qué hace el Coaching?

El coaching no es simplemente un término de moda que esconde dudosas prácticas de psicología positiva. A  través de un programa de coaching ejecutivo,  el líder puede realmente transformarse desde su esencia.  El coach se centra en su desarrollo profesional con el fin de mejorar las habilidades que necesita en cierto momento y potenciar sus capacidades. Estos cambios afectan también positivamente la vida personal.

El éxito de esta herramienta organizacional es que es el ejecutivo quien reflexiona y da respuesta  a las diferentes situaciones con las que se enfrenta,  por lo que el compromiso se da de acuerdo a lo  que él decida, no a  lo  que decide un experto o en este caso el coach.   El coaching en comparación de otras técnicas  da resultado porque el coachee es quien decide qué compromisos  y acciones llevará a cabo y a través de las sesiones, junto con el coach,  va evaluando resultados en función de los objetivos planteados desde el principio.

El Coaching facilita la definición de una Visión personal y el desarrollo de condiciones para lograrla. Nuestra propia Visión, es llevar al Coachee de la mano a un viaje de autodescubrimiento que le traerá la claridad que requiere sobre la ruta a seguir para lograr dicha Visión y con ella un éxito integral, impregnado de pasión y realización personal.

A nivel organizacional los beneficios son muchos; un líder enfocado y apasionado no puede menos de transmitir a su equipo ese entusiasmo y el compromiso necesarios para lograr sus propias Visiones al tiempo que cumplen la Visión organizacional.

 

METODOLOGÍA

El Coaching ejecutivo brinda respuestas a estas y otras necesidades de forma muy especial.  A partir del modelo GROW, el coach lleva al coachee a formularse preguntas clave que lo llevan a definir su Visión de forma congruente con sus propios valores y principios fundamentales. Descubrirá lo que le da vida y lo hace comprometerse profundamente con esta Visión, pues es desde esta convicción que nacen la creatividad  y la fuerza vitales para lograr todo lo que nos proponemos. También se enfrentará a sus propios paradigmas y a la posibilidad de generar otros nuevos que sean más útiles para el logro de sus objetivos.

Asimismo, damos al coachee una serie de herramientas prácticas tanto para enfrentar sus áreas de oportunidad como para descubrir, fortalecer y encauzar por sí mismo, de forma acelerada, las competencias y recursos que ya posee.

modelo grow

El éxito de esta herramienta organizacional es que el coachee  reflexiona y da respuesta  a las diferentes situaciones con las que se enfrenta,  por lo que el compromiso se da sobre lo que él decida, no por lo  que decide un experto. Con ello, como los cambios vienen de su necesidad interior, son trascendentes y duraderos.

El proceso se lleva a cabo mediante un mínimo de 6 a 12 sesiones (1 por semana)  de 60 minutos, y se dejan retos entre una sesión y otra, que son obligatorios para poder avanzar en el proceso. Posteriormente y según el progreso, se pueden programar más sesiones semanales, quincenales o mensuales según la necesidad del coachee.

Se inicia con dos diagnósticos de competencias, -Myer Briggs  (MBTI) o PDA, y Evaluación 360°- donde se define el nivel de madurez actual y el deseado de los diferentes factores de acuerdo al trabajo y responsabilidades de cada coachee.

Se van trabajando las diferentes competencias que el coachee juzgue más pertinentes, estudiando situaciones concretas en el trabajo.

Al finalizar el proceso, se repite la evaluación para registrar el avance del coachee durante el proceso y establecer nuevos objetivos.

¿Quieres saber cómo podemos ayudarte a ti a mejorar tu nivel de liderazgo, o cómo podemos llevar a tu equipo directivo al siguiente nivel?   Agenda una sesión estratégica gratuita y conversemos al respecto. 

boton

 

 

 

Nos encantará conocer tu opinión sobre este post