A jugar se ha dicho! – Diversión para un Teambuilding significativo

Los juegos son la forma más elevada de la investigación

Albert Einstein

Hace algunos días hablábamos de lo importante que es la alegría para la productividad. Sin embargo, no todo está dicho.  Hoy hablaremos más a fondo de la importancia que tiene la diversión en los procesos de aprendizaje y cómo aplicar la Lúdica a la vida organizacional y a mejorar el Trabajo en equipo, componente vital de cualquier resultado que busquemos para nuestra empresa. También te compartiremos una dinámica que puedes aplicar hoy mismo en tu equipo.

La motivación laboral proviene más de las actitudes y comportamientos hacia los empleados que de los procesos y herramientas que utilicemos. El trabajo en equipo se fortalece cuando respetamos, empujamos, entusiasmamos y nos preocupamos por las personas que conforman nuestro equipo. El lograr que las personas trabajen bien en equipo se traduce en una poderosa fuerza organizacional, más importante que cualquier otro recurso, proceso o política. Y los equipos sólo llegan a ser grandes equipos cuando deciden serlo por sí mismos y cuando se dan cuenta de lo poderosos y efectivos que pueden ser como equipo.

Las actividades lúdicas son una extraordinaria forma de llevar a los equipos a percatarse de esta capacidad de sinergia y de que juntos pueden mover montañas.

Lúdica proviene del latín ludus, Lúdica/co dícese de lo perteneciente o relativo al juego.                 El juego es lúdico, pero no todo lo lúdico es juego.

La lúdica es vital en el aprendizaje, desde el momento en que la entendemos como una dimensión del desarrollo del ser humano. Aunque por lo general relacionamos los juegos con la infancia y mentalmente los concebimos como algo alejado de asuntos serios y profesionales, éstos pueden estar presentes en diferentes procesos de aprendizaje del ser humano, inclusive en la edad adulta.

La lúdica y los juegos contribuyen al desarrollo de habilidades y competencias de los adultos involucrados en procesos de aprendizaje y logran una atmósfera creativa en una comunión de objetivos, que conllevan a la productividad, integración y motivación del equipo. Mediante el juego podemos adiestrarnos  para futuras capacidades serias, sin que esto resulte aburrido, integrando en el proceso estructuras psicológicas globales como las cognitivas, afectivas y emocionales.

Las actividades lúdicas en el entorno organizacional buscan formar y transformar a las personas como individuos integrales, en estrecha relación con otros individuos en la conformación de equipos, para alcanzar el desarrollo de sus competencias y el fortalecimiento de sus valores. A través de las dinámicas vivenciales, los integrantes de la organización viven sensaciones, emociones, y situaciones diferentes a las cotidianas y aprenden de ellas, actuando estas experiencias como fijadores del aprendizaje en temas de comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, toma de decisiones, creatividad, cambio de paradigmas, integración, etc. Asimismo, las experiencias lúdicas permiten a los miembros de un equipo a percibir a sus compañeros desde nuevas perspectivas, con lo que se facilitan la creación de lazos sólidos basados en la confianza, la colaboración, la empatía y la apreciación de los distintos roles y capacidades de cada integrante del equipo de trabajo. Las actividades posteriores de reflexión cumplen un papel importante para establecer la relación de sus vivencias personales en el ambiente laboral.

En Intervención Organizacional le ayudamos a diseñar programas de Teambuilding llenos de divertidas actividades que dejarán fuertes huellas en sus equipos de trabajo y harán más productivas sus juntas de trabajo, conferencias, sesiones de Planeación, Congresos o Capacitaciones. Y como muestra, le compartimos algunas dinámicas que puede usted mismo implementar sin requerir complicados materiales o espacios.   La dinámica de hoy, “Ordena mi desorden” está enfocada a que sus equipos descubran lo fácil que es complicarle la vida a los demás y hacerlos improductivos mediante nuestras propias acciones descuidadas.  Sólo se requieren algunos cordones y unos 20 minutos que al mismo tiempo que darán a todos un tiempo para relajarse, les enseñarán de forma divertida una valiosa lección.  Da click aquí para ir a las instrucciones completas. Diviértanse!!