¿ Se puede desarrollar la creatividad?

Hoy en día la situación mundial es tan competitiva que exige a las organizaciones  ser innovadoras en todos los aspectos de su operación para mantener el ritmo del cambio. Las organizaciones que no innovan para llegar a nuevos o mejores sistemas, productos o servicios, están en riesgo de extinción.

La creatividad, en todas sus manifestaciones, ayuda a las organizaciones a mantener su competitividad. Una buena idea puede ahorrar miles de dólares, abrir un nuevo mercado, o desarrollar una nueva fuente de ingresos o una ventaja competitiva. Sin embargo, es fácil estancarse en este sentido.  A veces tendemos a pensar que las grandes ideas deben venir de los departamentos de Investigación y Desarrollo, de Marketing o incluso, de los niveles jerárquicos superiores.  Las grandes ideas usualmente llevan aparejados grandes riesgos, y si la cultura organizacional no es tal que promueva el ambiente propicio, muchas de estas grandes ideas están destinadas a perecer en la mente de sus creadores antes de atreverse a formularlas y mucho menos a ponerlas en práctica.

Sigue leyendo

¿Eres ya un líder excelente?

Hoy dia, las reglas de la excelencia han cambiado radicalmente. Resulta que el tener un alto coeficiente intelectual, ser buenos -o incluso sobresalientes- en el desempeño nuestro trabajo, tener experiencia en el puesto, y en general contar con habilidades cognitivas, es DOS veces menos importante que contar con habilidades emocionales. Dichas habilidades son las que nos ayudan a destacar en un entorno en donde son indispensables la flexibilidad, los equipos y una fuerte orientación hacia el cliente.

Daniel Goleman, guru de la Inteligencia Emocional, analizó cientos de compañías de todo el mundo para llegar a una conclusión: para tener un desempeño profesional destacado, en cualquier tipo de empresa, debemos contar con un dominio de al menos seis aptitudes emocionales, y éstos puntos fuertes deben extenderse en las cinco zonas de la inteligencia emocional: autoconocimiento, autogestión, motivación, empatía y habilidades sociales.

Sigue leyendo

Excelente video para inspirar a tus líderes a ir un paso más allá

Espero que este vídeo les arranque algo más que una lágrima o piel de gallina … ganas de ir mucho, mucho, mucho más allá

 

SI TIENES LA VARITA MÁGICA PARA NEGOCIOS EXITOSOS, NO NECESITAS LEER MÁS

¿Qué es lo que caracteriza a una organización fuera de lo común en estos días?

A pesar de que parece que hablamos de cuestiones que son de sentido común, a muchos emprendedores, directores y líderes en las organizaciones, estas cuestiones siguen sin hacerles mucho sentido.  Se ven como cosas que de tan obvias, vienen solas como por arte de magia si nos preocupamos por tener muchas ganas de trabajar, muchas buenas ideas y muchos manuales de procedimientos en los que constantemente invertimos tiempo y dinero para actualizar y mejorar. Y sin embargo, pasa el tiempo y la organización sí, produce y sí crece, pero no se convierte en la mejor de su ramo para clientes o para los posibles candidatos a laborar en ella, ni es considerada por su gente como un lugar fuera de lo común para trabajar, un lugar por el que están dispuestos a darlo todo y más cada día. 

La pregunta obligada a esta reflexión es… ¿y cómo logro una organización fuera de serie?  La respuesta más concreta es: con mucho esfuerzo, y si este esfuerzo comienza el primero día de funcionamiento de la organización, mejor. Mientras más tiempo esperemos en hacerla fuera de lo común, más remaremos contra corriente cuando queramos hacerlo, pues entonces ya estaremos luchando contra culturas indeseadas ya establecidas, miembros del personal poco alineados, prácticas y sistemas poco productivos, etc.

Sigue leyendo

La Comunicación Interna: Contigo o Contra ti, nunca indiferente

En plena era de las Comunicaciones, seguimos encontrando empresas están firmemente convencidas de que gestionar su comunicación interna, y por tanto invertir en ella es algo superfluo, o que se deja para cuando los recursos abundan y las cosas marchan bien. Primero nos enfocamos en aumentar la productividad, mejorar el clima, reducir costos, bajar la tasa de rotación laboral, convertirnos en número uno en ventas… y luego, si nos queda tiempo, energías y presupuesto, vemos si lo “gastamos” en comunicación.

Lo que no acabamos de lograr que se comprenda es que todos esos índices están indisociablemente ligados a la comunicación interna. Si nos damos unos minutos para analizarlo, ningún proceso organizacional se puede hacer en el vacío, sin requerir el que al menos dos personas, dos equipos, dos áreas, dos sucursales, dos lo que sea, se pongan de acuerdo en algo para lograr algo.

Sin comunicación,  nadie en la empresa sabría qué hacer, cómo hacerlo, con qué recursos, bajo qué parámetros, etc.   Sin embargo, hay tantos otros factores que intervienen en la calidad del trabajo que se desempeña y que no tienen nada que ver con conocer nuestras responsabilidades y la manera de cumplir con ellas.  Son cuestiones mucho más abstractas que tienen que ver con la identidad, la lealtad, la confianza, el compromiso, la iniciativa, la creatividad, la calidad de la toma de decisiones, el aprendizaje significativo, etc.  Díganme cómo se construye nada de esto si no es a través de la comunicación.

Y la realidad es que en comunicación, si ésta no es gestionada de forma consciente para funcionar en beneficio de la organización, tiende a la entropía y más temprano que tarde comienza a hacerle daño hasta que el costo se vuelve altísimo.  Sigue leyendo

CONFIANZA: INGREDIENTE INDISPENSABLE EN LAS ORGANIZACIONES EXITOSAS

Ayer escuché una cifra muy triste: el 84% de los mexicanos somos desconfiados por naturaleza (Jesús Silva Herzog, en conferencia en Querétaro).  Y ¿por qué es triste? Por lo que esto implica a tantos niveles de nuestra sociedad y lo difícil que resulta con esta base el trabajar para lograr cambios significativos en las parejas, en las organizaciones, en el país, etc.

A nivel organizacional, no cabe duda de que uno de los grandes retos es tener empleados comprometidos, que den su mejor esfuerzo para contribuir al éxito del equipo, de su área y de su organización gracias a la alta calidad de los productos y servicios ofrecidos. Para ello, uno de los ingredientes principales es la confianza: confianza en uno mismo, confianza en sus superiores, confianza en sus compañeros de equipo, confianza en la organización en general.

Cuando no hay suficiente confianza, o ésta se da en algunas áreas de la organización pero no en otras, la motivación y el compromiso son los primeros en sufrir consecuencias como la falta de creatividad y de vitalidad de la fuerza de trabajo.

La cuestión es que ninguna iniciativa o esfuerzo aislado para mejorar la confianza organizacional servirá de nada si ésta no es parte fundamental de la cultura.  Y esto sólo se logra cuando se tiene una Misión, Visión y Valores que apoyan el desarrollo de la confianza mediante actitudes y políticas que llevan a todos a ser perfectamente íntegros: donde el pensar, decir y hacer sean exactamente iguales y  de forma consistente a través del tiempo.

¿Cómo logramos revertir esta desconfianza básica que naturalmente resulta ser parte de la mayoría que conforma nuestra organización y lograr empleados que se sientan más seguros en todos sentidos?  Comencemos con estos principios básicos para construir confianza:

Sigue leyendo

¿QUIÉN SE HA LLEVADO MI QUESO? Un video para apoyarte en tus iniciativas de cambio

¿Quién se ha llevado mi Queso? Es un cuento sobre el cambio que tiene lugar en un laberinto donde cuatro divertidos personajes buscan “queso”.  El queso es una metáfora de lo que uno quiere tener en la vida, ya sea un trabajo, una relación amorosa, dinero, una gran casa, libertad, salud, reconocimiento, paz interior o incluso una actividad como correr o jugar golf. Cada uno de nosotros tiene su propia idea de lo que es el queso, y va tras él porque cree que le hace feliz. Si lo consigue, casi siempre se encariña con él. Y si lo pierde o se lo quitan, la experiencia suele resultar traumática.  

Alguien dijo, “el único ser que anhela el cambio es un bebé mojado…”  por lo general tememos el cambio, aunque sea beneficioso para nosotros.  Y si quieres iniciar algún tipo de cambio en tu empresa o en tus equipos de trabajo, es muy probable que te enfrentes a serias barreras.  En esta entrada te compartimos un video basado en este famoso cuento de Spencer Johnson, ¿Quién se ha llevado mi queso?

En el cuento, el “laberinto” representa el lugar donde pasas el tiempo en busca de lo que deseas. Puede ser la organización en la que trabajas, la comunidad en donde vives o las relaciones que mantienes en tu vida.

Uno de los ejemplos reales de cómo ha servido este cuento en la vida real es el de Charlie Jones, el respetado locutor de la cadena NBC, quien confesó que escuchar el cuento ¿Quién se ha llevado mi Queso? salvó su carrera. Charlie se había esforzado mucho y hecho un buen trabajo retransmitiendo las pruebas de atletismo de unos Juegos Olímpicos. Por eso, cuando su jefe le dijo que había sido apartado de esa actividad deportiva y que en los siguientes Juegos tendría que encargarse de las retransmisiones de natación y saltos, se quedó muy sorprendido y se enfadó. Como no conocía tan bien esos deportes, se sintió frustrado. El hecho de que no le reconocieran que había realizado una buena labor lo irritaba. Le parecía injusto, y la ira empezó a afectar todo lo que hacía. Entonces le contaron el cuento ¿Quién se ha llevado mi Queso? Después de oírlo, se rio de sí mismo y cambió de actitud. Advirtió que lo único que había ocurrido era que su jefe (o su cliente, o el mercado) “le había movido el queso”, y se adaptó. Aprendió sobre esos dos nuevos deportes y, en el proceso, descubrió que hacer algo nuevo lo rejuvenecía.  Su jefe no tardó en reconocer su actitud y energía nuevas y en aumentar sus retribuciones. Disfrutó de más éxito que nunca y se hizo una excelente reputación como comentarista.

Como toda empresa que aspire no sólo a sobrevivir, sino a ser competitiva, tu empresa debe estar cambiando constantemente. Nos mueven el “queso” sin parar. Mientras que en el pasado queríamos empleados leales, hoy necesitamos personas flexibles que no sean posesivas con “la manera de hacer las cosas aquí”. Y como todos sabemos, vivir en una permanente catarata de cambios suele ser estresante, a menos que las personas que tengan una manera de ver el cambio que las ayude a comprenderlo. Y aquí es precisamente donde entra en acción el cuento del “queso”.

En cualquier caso, cada vez que releas ¿Quién se ha llevado mi Queso? encontrarás algo nuevo y útil en el cuento, y esto te puede  ayudar a afrontar el cambio y a tener éxito, sea lo que sea el éxito para ti o para tu empresa.  Te invito a hacer el siguiente ejercicio con tu equipo de trabajo después de que hayan visto el video a continuación… definan cuál es su queso, cómo se ha movido últimamente, y esto hacia a dónde les hará moverse como equipo… 


Qué aportamos las mujeres en la empresa?

El valor de la mujer dentro del medio organizacional va en crecimiento, con qué cualidades se ha distinguido el trabajo de ejecutivas y emprendedoras?

Algunas de las características  que aporta la mujer  en su lugar de trabajo son:

  • Ser multitareas y buscar soluciones prácticas.
  • Ser colaboradoras y con capacidad para trabajar en equipo.
  • Debido a la intuición,  pueden ver objetivos a largo plazo y actuar con creatividad.
  • Pueden construir relaciones a largo plazo con los clientes,  ya que tienen capacidad para ganar la confianza.
  • Tienen la virtud de la empatía para ponerse en el lugar del otro.
  • Pueden transmitir energía e ilusión por el trabajo que están realizando.
  • Son firmes y resistentes en las decisiones que toman.
  • Generosas para compartir información, tiempo y recursos.
  • Alto compromiso y exigencia personal.
  • Constancia y organización.

Hagamos más grande esta lista,  comparte con nosotros otras características que tiene el valioso capital humano femenino,  en este mes del día de la Madre.

Equipos de trabajo creativos

Una de las preguntas que más escuchamos en los talleres de Coaching grupal tiene que ver con el estilo de liderazgo más apropiado para generar creatividad en un equipo de trabajo.

La respuesta es compleja y empieza por replantear la pregunta. La creatividad no se genera, se permite. El líder no le da creatividad al equipo, le permite expresarla. La creatividad es un potencial que el equipo ya tiene. El líder es un facilitador de procesos creativos de su equipo, no es quien por arte de magia provoca la creatividad. Lo primero que el líder tiene que entender es que su equipo está conformado por personas con capacidades complementarias.

Sigue leyendo

Principios para utilizar exitosamente las nuevas tecnologías en su comunicación interna

Por Geovanny Orjuela

-Juan: Hola, te compartí enYoutube la preba de edición del comercial de la nueva campaña

-Pedro: Aquí en la empresa no podemos entrar a Youtube

-Juan: Te parece si creamos una Google Wave con nuestros ejecutivos en New York y Londres para construir conjuntamente el nuevo concepto de campaña?
-Pedro: Una google Qué?? Me repites la pregunta…

-Pedro: Por qué no me ha llegado el video que te pedí
-Juan: te lo he enviado y tu servidor de correo me responde que no lo puede recibir
-Pedro: cuanto pesa?
-Juan: 7 megas
-Pedro: Ah!, Mi “Outlook” solo me deja hasta archivos de 2 megas

-Juan: he puesto en Facebook las fotos del rodaje del comercial
-Pedro: bueno, pero mándamelas en un CD porque no puedo entrar a Facebook

Si en su empresa pasan cosas como estas, seguramente es lo que podríamos llamar, en cuanto a comunicación digital, una empresa 1.0 donde el concepto de comunicación está basado en los medios tradicionales. Sigue leyendo

Mini Diagnósico de Comunicación Interna

La comunicación es un tema que, con demasiada frecuencia, damos por sentado en nuestras organizaciones.  Sabemos que es importante, pero creemos que por naturaleza, se da solo. Y sin embargo, no nos damos cuenta de que si le dedicáramos el tiempo y los recursos necesarios, sería una poderosa arma capaz de asegurar la productividad y el crecimiento de nuestras empresas.

Simplemente hay que pensar… ¿qué proceso organizacional no depende en gran parte de una buena comunicación?  Para que cualquier cosa suceda, y para que suceda como debe de ser, necesitamos que los directivos se comuniquen bien con sus gerentes, éstos con sus supervisores, que los compañeros de trabajo se comuniquen bien entre sí, que las áreas mantengan un buen flujo de comunicación, que los mandos se enteren de lo que sucede a todos los niveles y que trabajen hacia un mismo objetivo.  Y tan sólo imaginemos, si entre dos personas es difícil a veces comunicarse, ¿qué pasa cuando esta red incluye a decenas o incluso a centenas de personas de distinta edad, formación cultura e idiosincracia?

Ahora bien, ¿Has escuchado hablar de los Diagnósticos o Auditorías de Comunicación Interna, pero o sabes qué son o si son necesarios para tu empresa? Aquí http://wp.me/p1VP2H-1Q  te presentamos una pequeña probada para que determines si en general todo anda bien en materia de comunicación, o tienes en tus manos una bomba de tiempo. ¿Por qué? Simplemente porque la comunicación afecta directamente la productividad, el buen aprovechamiento de los recursos materiales, financieros y del tiempo, el clima organizacional, la toma de decisiones, la creatividad e innovación, las curvas de aprendizaje, en fin, que no debería estar en el olvido que la tenemos. El test no te dará más que un resultado global, pero servirá como base para reflexionar en qué puntos hay que tener cuidado, o si mejor de una vez invertimos en un Diagnóstico. http://wp.me/p1VP2H-1Q

cita citable

“Si no arriesgas nada en la vida, arriesgas mucho más”. Jessica Lange. Qué cierto resulta esto en las empresas hoy en día, que tienen que tomar decisiones en escenarios inestables y desconocidos y por tanto altamente riesgosos, y sin embargo, el no asumir esos riesgos implica que alguien más les coma el mandado.

Cómo motivar real y permanentemente a su personal

La motivación es uno de los principales factores que inciden en el nivel de desempeño y compromiso de los colaboradores de cualquier organización. Un equipo de trabajo en el que sus miembros están motivados trabaja exitosamente. Los esfuerzos aislados por motivar al personal rara vez funcionan, y si lo hacen es de forma temporal.  Suelen tenerse mejores resultados si entrenamos a los jefes y la empresa inicia un proyecto de modificación de su cultura laboral hacia una más efectiva y motivadora. Veamos siete puntos fundamentales para motivar a un colaborador:

 

  1. Lo más motivador para un empleado es la relación con su jefe.

No hay nada más motivador para una persona que trabajar con un jefe con el que se puede conversar, solicitar ayuda, darle puntos de vista y escucharle tanto corregir como reconocer a su subordinado cuando hace las cosas bien. Si una organización tiene constantemente problemas con la actitud y compromiso de sus empleados, es tiempo de echar un vistazo al estilo de liderazgo de los jefes; es probable que esa actitud sea un reflejo de la actitud de ellos y de las políticas en uso de la empresa.

  Sigue leyendo

SECRETO PARA UNA VENTAJA COMPETITIVA

Plan de acción

Llevar a la acción el plan trazado es el reto para tener una ventaja competitiva

¿Por qué después de excelentes ideas, se realiza un muy plan de acción, pero no se llega a resultados?

Los pasos para llegar al resultado son la estrategia,   es el ir de un punto a otro,  es el plan para cumplir objetivos. Sigue leyendo

Y LLEGA EL MOMENTO DE REFLEXIONAR…

     El año llega a su fin y con ello, llega el momento de pensar sobre lo que se logró, lo que se quedó a medias y lo que de plano se nos olvidó durante este     2011. De celebrar lo que hicimos bien y de evaluar lo que hicimos mal para evitar volverlo a hacer. De ver si nos acercamos a nuestra Misión, a nuestros objetivos organizacionales y personales, o si el torbellino cotidiano de lo urgente nos consumió sin dejar tiempo ni energía para  lo importante. Esta es una época maravillosa para hacer esas reflexiones a nivel personal, pero también es muy importante hacerlas con nuestros equipos de trabajo, con toda la organización. Pues son estas reflexiones las que nos hacen crecer como organización, aprender de lo bueno y lo malo, de lo logrado y de lo perdido.

Sigue leyendo