Diálogo Apreciativo: Transforma a tu empresa de forma positiva

Diálogo ApreciativoUna vez más, he podido comprobar que esta metodología no sólo funciona, sino a decir de una de las participantes de  mi último taller, deja a todos “sorprendidos”.  Hablo del Diálogo Apreciativo, una metodología que se puede aplicar absolutamente a cualquier ámbito organizacional, personal, afectivo, en fin, a lo que nos dicte la imaginación. Y en todo caso, nos dará un resultado positivo, un escalón más arriba de lo que esperábamos de los participantes, y que deja a todos y cada uno, según lo que he escuchado, “contento”, “comprometido”,  “con tarea”, “esperanzado”, “satisfecho”, “motivado”, y repito “sorprendido”.   

 ¿Y en qué consiste este enfoque que hasta ahora a mí me ha parecido hasta mágico? En un cambio de paradigma.  En una nueva manera de enfrentarse al análisis organizacional,  y a la forma de definir el futuro no a partir de todos los problemas que tenemos que resolver, sino  en soñar el mejor mundo posible a partir de todo lo bueno que ya tenemos y somos, a partir de nuestras competencias y fortalezas, y en hacer una serie de propuestas desafiantes –sí, desafiantes, para lograrlo. La magia está en que este punto de vista positivo, y la libertad de soñar a lo grande, produce en verdad  grandes ideas que no sólo buscan tapar agujeros organizacionales o resolver problemas inmediatos, sino realmente cuestionan y transforman estructuras, buscan romper barreras y crear una nueva realidad, todo con un ánimo de “somos un equipo espectacular que lo puede todo”.

El Diálogo Apreciativo, es una herramienta de cambio organizacional altamente participativa, es una metodología para producir una visión compartida, desarrollar proyectos alineados con la misma y llevarlos a la práctica.  Esto implica que sólo es aplicable en organizaciones verdaderamente comprometidas con la verdadera participación de sus miembros y realmente comprometida con el cambio. Si este no es el caso, lo que ocasionaremos más bien será un despertar de conciencias que no estarán nada contentas de ser devueltas a su letargo.

La metodología busca fortalecer la capacidad del sistema para aprender, anticipar, innovar,  elevar el potencial positivo y la conciencia a través de un cambio de enfoque. En lugar de la negación, crítica, culpa y diagnosis espiral,  el Diálogo Apreciativo se enfoca en descubrir el núcleo vital positivo de las personas y de la organización como base para el desarrollo de un proyecto de cambio. Al conectar a las personas con su esencia y a la organización con su centro positivo, se libera mucha energía. La creatividad y la motivación facilitan cambios que no se hubieran pensado antes como posibles. Se genera una cultura apreciativa de aprendizaje, confianza y colaboración que hace que los cambios se vean como posibles, se identifiquen con las personas, y por lo tanto, se puedan sostener en el tiempo.
La premisa básica de esta metodología es que la organización, en lugar de ser un problemas que hay que resolver, es un libro abierto que está por escribirse.  Durante el proceso, cada persona toma conciencia de su papel protagónico en la continuidad y desenlace de esa historia y desde el orgullo  y compromiso que genera ese protagonismo, aporta sus mejores ideas para ella y genera la magia. 

 ¿Te gustaría un proceso así en tu empresa?  ¿Te atreves a dar ese poder a tu gente para imaginar lo mejor que pueden ser en el mejor equipo que pueden  integrar, para la mejor empresa en que pueden trabajar? 

¡Quién sabe hasta dónde te pueden llevar!   

Llámanos para saber más o da click en la imagen inferior para acceder a Amazon y conseguir textos sobre el tema

Nos encantará conocer tu opinión sobre este post