COINCIDENCIAS BIZARRAS

Descubramos nuestras pasiones comunesA veces pasamos días y días trabajando con las mismas personas, y sin embargo, no sabemos nada de ellas, de su vida personal, de sus gustos o aficiones.  El hacerlo nos lleva a encontrar coincidencias con nuestros compañeros y esto estrecha los lazos afectivos, el compañerismo y la empatía.  Esta sencilla actividad puede ayudarnos a estimular la apertura y tal vez encontrar alguien con quién podamos compartir momentos divertidos o agradables fuera de la oficina.

Material: Una bolsa de chocolates miniatura como premios.

Número de participantes:  Ilimitado

Objetivo: Estimular la comunicación interpersonal, empatía, integración

Duración: 10 a 30 mins., según el número de subgrupos

Desarrollo:  Se divide a los participantes en tríos y se les indica que en el menor tiempo posible deben encontrar las coincidencias de cosas que les apasionan o disgustan, de actividades que desarrollan, hobbies, aptitudes, metas, etc.  Se les indica que se les dará un premio por cada coincidencia extraña u original que encuentren.  Cada dos minutos se les pide que cambien de compañeros hasta que hayan recorrido todo el grupo.  Explíqueles que para ganar el premio no vale “descubrir” que les gusta el chocolate o que los tres son católicos o le van al mismo partido político o al mismo equipo de fútbol.  Sí vale, por ejemplo, decir que son musulmanes si no estamos hablando de algo común en el país o la empresa, que juegan ajedrez o que patinan en hielo. proponga ejemplos como: somos alérgicos a los cacahuates, nos encanta el pan con mermelada y frijoles, tenemos 6 hijos cada uno, somos vegetarianos, escuchamos ópera con frecuencia.

Una vez que todos han tenido oportunidad de compartir con los demás, anote en un rotafolios las coinidencias más interesantes y haga que todos los que las comparten vayan pasando al frente por un mini chocolate. Entre todos elijan cuál es la coincidencia más original y otórguenle a quienes la comparten un premio más.

¿Ahora bien, qué hacer con esta información? Tal vez descubrimos que a varios nos gusta armar legos,  o hacer películas… ¿por qué no aprovechar esto en nuestro entorno laboral?  Tal vez el hacer maquetas con legos nos ayude en los procesos creativos, o a quienes les gusta hacer películas pueden estrenarse como directores de un video de inducción o con la presentación del siguiente proyecto en ese formato.  Las posibilidades son infinitas.  dejemos la imaginación correr y traigamos nuestras pasiones a nuestra vida diaria lo más que podamos para hacernos la vid laboral más agradable.