Excelente ejercicio para comenzar el año y un regalo a los primeros 5 en contactarnos y seguir nuestro Blog

El siguiente es un ejercicio de imaginación que bien podemos hacer de forma personal, o aprovecharlo para arrancar con nuestros equipos con el pie derecho. 

Este ejercicio consiste en imaginar el viaje que quieres recorrer este año ya sea a nivel organizacional, a nivel de áreas o departamentos, de equipos de trabajo, a nivel gerencial, etc.,  Utilizaremos algunas metáforas como base para hacer un análisis que puede llegar a ser tan profundo como lo deseen, y esto servirá como base para estar mejor preparados  para enfrentar los retos del año.  Pueden sorprenderles los descubrimientos que hagan, pero es importante recordar que no son ni buenos ni malos.  Son simplemente un punto de partida para que a partir de ahora sean capaces de tomar mejores decisiones que afecten muchos aspectos organizacionales, relacionales, de sistemas de trabajo, etc.  También funcionará como un ejercicio de integración y de sondeo acerca de las percepciones que se tienen sobre la manera de conducir la empresa, y ante todo, sirve para relajarse y disfrutar de una oportunidad de dejar libre la creatividad.  Pueden escribir o dibujar las  respuestas; para fines prácticos, haremos las preguntas como si se fueran a responder por una sola persona, pero pueden adaptarlas a la situación. 

¿Cuál es mi destino final del viaje? ¿Lo sé o voy improvisando sobre la marcha?  ¿Llevo mapa, voy pidiendo indicaciones, me la paso perdido o sé bien hacia dónde voy? 

Si yo mismo fuera el vehículo que me llevará a mi destino… ¿Cómo es ese vehículo y en qué estado está? Viejo, nuevo, de carreras, clásico, deportivo, familiar, chocado, equipadísimo, le faltan o están dañados los faros, frenos, neumáticos, parachoques, asientos, bocinas.  ¿Tiene suficiente gasolina, agua y aceite? ¿De qué color es? ¿Lleva bolsas de aire y llanta de refacción por si hay algún accidente imprevisto? ¿Tiene aire acondicionado o calefacción para hacer el viaje más placentero? ¿Qué música escucho durante el trayecto?

¿Quién conduce el auto? ¿Soy conductora o copiloto? ¿Voy en el asiento trasero o en el maletero, sin saber siquiera a dónde me llevan?  ¿Voy disfrutando el paisaje y avanzando a una velocidad cómoda, o me dirijo a toda prisa al destino sin fijarme en nada y arriesgando la aventura por un accidente? o Por el contrario, ¿avanzo tan lento que parece que no voy a llegar jamás?

¿Cómo es el trayecto hacia mi destino? Recto, en círculos, zigzag, lleno de curvas y pendientes pronunciadas, baches, iluminado, obscuro, lleno de señalizaciones y apoyos, desierto, con un paisaje agradable, seguro, peligroso?

¿Qué y a quién necesito para hacer de este viaje el mejor posible? 

Y ahora… ¿qué piensas hacer con toda esta información? 

Lo importante de realizar ejercicios como este es cómo afectan tus decisiones posteriores.  ¿Descubriste información importante que te gustaría profundizar? ¿Te percataste de que les falta prepararse en algún sentido para poder cumplir con las metas?   No es problema, estás a tiempo de hacer un alto y prepararte mejor.  Y como apoyo de nuestra parte, a las primeras 5 empresas que nos lo soliciten, le otorgaremos un descuento del 100% en un diagnóstico por medio de un grupo de enfoque para profundizar en la información que juzguen necesaria. Sin compromisos.  Sólo sé uno de los primeros 5 en seguir este Blog y escribirnos a servicioalcliente@intervencionorganizacional.com y solicitar tu diagnóstico gratuito. Recibirás un reporte con nuestras observaciones y recomendaciones para tener el mejor viaje posible este 2014.   

Nos encantará conocer tu opinión sobre este post