¿Pasas horas y horas sentad@ en un escritorio?

dolores

Hoy me duele absolutamente todo; el cuello, la espalda, las manos, la cintura. Me siento tiesa y como si estuviera toda desacomodada. Al hacer una revisión de mis hábitos de los últimos días, la razón para estos malestares es más que obvia: paso un promedio de 45 horas a la semana sentada frente a la computadora sin levantarme más que una o dos veces al día… para tomar el automóvil y volverme a sentar. Hace semanas no piso un gimnasio y hace tanto calor por las mañanas que me da pereza salir a caminar como hacía hace unos meses. Y por las noches ya no tengo ánimo para hacerlo, precisamente porque me siento cansada.

Le echo la culpa de mi inactividad al exceso de trabajo, a que las clases que me gustan son a horarios verdaderamente imposibles, pero la verdad es que no tengo pretexto. Sé perfectamente que hay muchísimos ejercicios que podría ir haciendo durante el día que me evitarían entumirme, que activarían mi metabolismo y mi flujo sanguíneo, me ayudarían a quemar algunas calorías y que en definitiva ayudarían a evitar una bola de enfermedades a las que el trabajar en la computadora aunado a mi inactividad física me está volviendo más propensa como el síndrome de túnel carpiano, la diabetes, vista cansada, etc.

Hoy he decidido dejar esos malos hábitos detrás y por ello voy a compartir con ustedes una serie de ejercicios que se pueden hacer en cualquier lugar y a cualquier hora, de modo que no hay pretexto de que o tenemos tiempo para ir al gym.

El primer hábito que debemos forzarnos a adquirir, es el dedicar 5 minutos de cada hora lejos del escritorio o la computadora y aprovechar ese tiempo para mirar hacia otros puntos y mucho mejor si hay ventanas que conecten con jardines, parques y agua. En ese tiempo será bueno parpadear seguido para humectar los ojos y hacer un esfuerzo consciente por relajar puntos de tensión en todo el cuerpo.
Para descansar nuestras manos, haremos los siguientes ejercicios:
Apriete y suelte las manos haciendo puños, agite y estire los dedos, repítalos tres veces.
Ejercicios de espalda y hombros:
Póngase de pie, coloque su mano derecha sobre el hombro izquierdo y recline su cabeza hacia atrás. Realice el mismo ejercicio con el hombro derecho.
Incline el tronco hacia un lado y otro.
Ejercicios de cabeza y cuello:
Mueva la cabeza hacia los lados con cadencia lenta, evitando movimientos bruscos.
Muévala hacia delante y atrás; y en círculos manteniendo firmes los hombros.
Ejercicios de escritorio:
Tómese las manos y estire los brazos juntos hacia delante, y arriba. Una vez arriba diríjalos hacia los laterales. Y mantener 20 segundos, repetir 2 veces.
Eleve los hombros y realice círculos.
Camine tramos cortos.
Otros:
  • Respire hondo y pausado con pecho y abdomen.
  • Sièntese derecho.
  • Mueva los pies, girándolos en círculos.
  • Gesticule con los músculos de la cara, haciendo muecas y guiños.
  • Utilice dispositivos ergonómicos, así como también sillas y/o escritorios ajustables (que permitan al estar sentado que su espalda se encuentre apoyada correctamente, sus piernas formando un ángulo de 90º con respecto al piso y su brazos forman el mismo ángulo cuando los ubica sobre el teclado).

 

En fin, que si el tiempo aprieta no es necesario salir a la calle, pero sí es importantísimo darle un poco de movimiento al cuerpo para evitar que se nos entuma y que cada vez vayamos perdiendo más flexibilidad y condición.  Así que´a levantarse!