SMART. Criterios para establecer metas

“La persona que tiene más éxito en la vida es aquella que visualiza en forma constante su meta e intenta conseguirla firmemente.  Eso es dedicación. “

Cecil B. DeMille

Aunque estemos en el mes de mayo,  no debemos de perder de vista las metas que se hicieron a principio de año, tanto las metas de la unidad de trabajo que son las que su equipo en conjunto  ha tratado de alcanzar,  como las metas individuales de cada colaborador.

Para definir metas, lo más indicado es hacerlas por escrito para nod ejar ningún elemento importante fuera. Peter Drucker nos habla de los criterios SMART, los cuaels nos ayudan a bosquejar metas más claras.

1. SPECIFIC: Objetivos específicos. Al fijarse una meta debe hacerlo de forma clara y precisa preguntándose qué resultados quiere conseguir en concreto. Como regla general, también ha de determinar con exactitud dónde, cuándo, cuánto y cómo piensa alcanzar su objetivo.

2. MEASURABLE: Objetivos medibles. Puede recurrir a estadísticas y otros instrumentos de control que necesariamente implican el manejo de cifras y números. Los objetivos deben ser atractivos y conllevar retos y desafíos. Debe asegurarse de establecer la meta y el indicador que se va a utilizar para medirlo. Además debe concretar la fuente de la que se obtendrán los datos con los que tendrá que realizar un tablero de control que le permitirá medir la evolución con respecto a sus objetivos.

3. ATTAINABLE: Objetivos alcanzables. O lo que es lo mismo, que sean realizables. Debe realizar un análisis de sus fortalezas y debilidades, identificando los recursos disponibles tanto a nivel humano como técnico y financiero.

4.RELEVANT/ REALISTIC: Objetivos realistas y relevantes. Para que los empleados asuman las metas, éstas deben ser realistas y relevantes ante lo que nos es importante. Ha de tener en cuenta los recursos que dispone: carga de trabajo, tiempo, presupuesto… Dicho de otra manera, las metas realistas son un reto, pero no tan difícil como para que la probabilidad de éxito sea pequeña. Se han de poder lograr con las herramientas que los empleados tienen a su disposición.

5. TIME-BOUND: Objetivos sujetos a un plazo determinado. Es importante fijarse una fecha para valorar si se han cumplido o nos los objetivos.

Todos estos objetivos han de estar determinados dentro de un plan de trabajo en el que se defina el qué, cuándo, quién y cómo vamos a lograr aquello que nos interesa. Y algo súper importante también es ir haciendo altos en el camino para evaluar si estamos cumpliendo con aquello que nos propusimos o no; tal vez nuestros análisis nos indique que debemos cambiar de estrategia para lograr dichos objetivos, antes de que llegue la fecha que nos hemos impuesto como límite y sea demasiado tarde.

FELIZ AÑO!!

Feliz comienzo de año. El pretexto perfecto para replantearnos a nivel personal y profesional qué queremos lograr en 2012. Tienes clara la Misión y Visión de la empresa? Pero más importante: ¿todo tu personal conoce esta Misión y Visión? Piénsalo de esta forma: estos conceptos constituyen tu rumbo y tu destino… Si fueses un barco, ¿tu tripulación sería más eficiente si supiera hacia dónde y por dónde van en lugar de sólo girarles intrucciones sobre qué tanto más hacia babor o estribor hay que navegar? ¿Conocen todos qué es lo importante para lo que deben darse tiempo además de para lo urgente? Háganse estas 3 preguntas en conjunto esta semana y revísenlas periódicamente. Seguramente el fin de año podrán palomear más propósitos cumplidos.

Y LLEGA EL MOMENTO DE REFLEXIONAR…

     El año llega a su fin y con ello, llega el momento de pensar sobre lo que se logró, lo que se quedó a medias y lo que de plano se nos olvidó durante este     2011. De celebrar lo que hicimos bien y de evaluar lo que hicimos mal para evitar volverlo a hacer. De ver si nos acercamos a nuestra Misión, a nuestros objetivos organizacionales y personales, o si el torbellino cotidiano de lo urgente nos consumió sin dejar tiempo ni energía para  lo importante. Esta es una época maravillosa para hacer esas reflexiones a nivel personal, pero también es muy importante hacerlas con nuestros equipos de trabajo, con toda la organización. Pues son estas reflexiones las que nos hacen crecer como organización, aprender de lo bueno y lo malo, de lo logrado y de lo perdido.

Sigue leyendo