Más pasión en el trabajo

Esta actividad también es muy buena para iniciar el año con el pie derecho. Todos sabemos que cuando hacemos aquello que nos llena de pasión, lo hacemos con mucho más energía, se desborda nuestra creatividad y damos mucho más de nuestro 100%, sin importar el tiempo que le dediquemos o los sacrificios que nos implique. Sin embargo, hemos disociado la idea del trabajo con la idea de la pasión, como si fueran campos mutuamente excluyentes. Propongo, por el contrario, hacer un ejercicio con tu equipo para volver a unir ambos conceptos…. a ver qué sucede con el compromiso, la motivación, la satisfacción laboral, el clima, el trabajo en equipo, la comunicación.  Auguro una gran transformación, y una muy positiva.

ama lo que hacesEl ejercicio simplemente consiste en reunir a su equipo y colocarlos en un círculo. Dé a uno de ellos una hoja de papel en la cual hasta arriba diga “Amaría mucho más mi trabajo si ....”.  Esta persona escribirá en seguida lo que la frase le mueva a responder. La segunda persona hará lo mismo, comenzando con la frase “y además…”.

Al final de la ronda se leen todas las respuestas y se agrupan aquellas que sean similares o complementarias. Después se  lleva a cabo una lluvia de ideas sobre cómo lograr que en la empresa o en el trabajo haya más de lo que anhelan.

Tal vez le sorprenda darse cuenta de que su gente busca mayor autonomía para tomar decisiones o mayor responsabilidad para liderar proyectos, o un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.  Tal vez necesiten cosas más sencillas y cotidianas como escuchar música o tener acceso a una cafetera, o poder tomar un descanso para jugar un partido de fútbol. Sea cual fuere el resultado del ejercicio, asegúrese de comenzarlo con una mente abierta y la disposición de verdaderamente hacer junto con ellos un esfuerzo por incorporar sus ideas a la vida organizacional.

Música y Pasión con los Ojos Brillantes. Un video sobre liderazgo absolutamente conmovedor.

“Una de las características de un líder es que no duda ni por un momento de la capacidad de las personas que dirige para realizar lo que quiera que sueñe.”

Con estas palabras; Benjamin Zander, virtuoso conductor de la Orquesta Filarmónica de Boston, hace una apasionante aproximación al tema de Liderazgo que seguramente  te inspirará a ver tu rol, si no es que tu vida,  de una manera diferente.  A través de una muy energética y divertida charla, nos hace reflexionar sobre el compromiso y la motivación de nuestra gente, de cómo lograr que la sinfonía que dirigimos sea sublime a logra que cada uno de los miembros de la orquesta encuentre y libere su propia pasión, su creatividad, y su deseo de hacer una contribución significativa. En este nuevo modelo de liderazgo, el líder es un conductor de orquesta cuyo resto constituye el lograr despertar la posibilidad  en los demás y que funcionen de manera efectiva como un todo. Y de paso, nos lleva a amar y comprender un poco mejor la música clásica, aún a quienes creen que está fuera por completo de su universo.

Zander es capaz de sacudirnos hasta lo más profundo porque lo suyo no es un discurso vacío, sino que su actitud, sus acciones, demuestran en todo momento que practica lo que predica. Como muestra, una vez Zander invitó a sus alumnos a un concierto, mas varios de ellos, insensibles a su importancia, optaron por ir al mall y eso lo indignó… Mientras iba camino a reñirlos por ello, le pregunta a su esposa cómo hacerlo y esta le responde ” no te olvides de pedirles disculpas”. Esto lo indigna aún mas pero después de pensarlo un poco … lo entendió – por lo que les dijo…

“Les pido disculpas porque se perdieron un gran concierto dado que yo no fui capaz de mostrarles lo importante que era “

Disfrútalo.