El Lanzador de Estrellas. Un inspirador video sobre nuestro Poder en el mundo.


Una Visión de Futuro sin acción, es Simplemente un Sueño.
Una Acción sin Visión de Futuro, Carece de Sentido.
Una Visión de Futuro puesta en práctica, Puede Cambiar el Mundo.                  (Joel Baker)

¿Cuántas veces nos hemos sentido impotentes ante una persona, una situación o problema, porque nos sentimos pequeño e insignificantes ante la magnitud de aquello que enfrentamos? Creemos que estamos solos, y que nuestra contribución individual ni siquiera vale la pena porque ni siquiera será notada. Entonces callamos, nos cruzamos de brazos y dejamos que las cosas sucedan, aunque estemos inconformes con ellas. Sin embargo, el tener una Visión de Futuro clara y motivante, es la diferencia entre la apatía y la habilidad de mover montañas y cambiar el mundo desde donde quiera que estemos parados.

El video que hoy te comparto está basado en el libro «Star Thrower» de Lauren Eiseley, y fue producido por Joel Baker, quien hizo famoso el concepto de «paradigmas».  La historia es cortita, pero el mensaje poderoso para quien está abierto a recibirlo. Me parece una forma genial de comenzar una charla con tu equipo de trabajo sobre poder y  responsabilidad individual, proactividad, visión de futuro, y bueno, a ver qué más se te ocurre.

Si te interesa leer más sobre esta Visión de Futuro, el link siguiente te conducirá a Amazon, en donde podrás dar una hojeada al contenido del libro y leer sus primeras páginas, para que decidas si es o no lo que necesitas.

http://rcm.amazon.com/e/cm?t=intervencorga-20&o=1&p=8&l=as1&asins=0156849097&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=036C0B&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr

Momentos de verdad y Servicio al Cliente

Todos somos clientes de varios proveedores en distintas ocasiones durante el día. Si todo sale bien, es lo menos que esperamos, de modo que a menos que alguien nos pregunte o surja un motivo especial, no hacemos mayor comentario al respecto. Pero si algo sale mal, no podemos esperar a contarlo a los cuatro vientos.
Hace unos años los cuatro vientos se limitaban a nuestra familia y amigos, hoy, no necesito tener un amigo periodista para dar un «periodicazo» y hacer que todos se enteren del mal servicio recibido o el mal producto comprado. Basta un blog, facebook, Apestan.com, en fin, las posibilidades son infinitas. Y cada evento es un perfecto ejemplo para recordar a las empresas lo que NO deben hacer o NO deben dejar que suceda.   Sigue leyendo