LECCIONES SOBRE RUEDAS

¿alguien se acuerda?Durante mi niñez y adolescencia, amaba patinar sobre ruedas. No es que hiciera piruetas, ni patinara a grandes velocidades, pero podía jugar cualquier cosa sobre ruedas, y pasaba con mis amigos horas interminables jugando quemados, béisbol, coleadas, las traes, y lo que se nos ocurriera. incluso en una Roller-disco no hacía el ridículo por completo.  Llegó la universidad y con ello el fin de una era. Hace unas semanas, una amiga me hizo recordar esos tiempos y santa Claus me trajo unos patines para revivirlos.  Después de algunas semanas reuniendo el valor para ponérmelos, hoy por fin lo logré.  Y fue una aventura maravillosa, que si lo pienso bien, me hizo reflexionar sobre muchísimas cosas que puedo aplicar a mi vida en general, y que si le rascamos, se pueden aplicar en las empresas.

  • El miedo es lo que nos frena o nos derrumba.  En cuanto salí del coche con los patines puestos, sentí terror.   Y en dos segundos, estaba en el suelo.  Pero como estaba decidida a reaprender a hacer esto y a no quedarme como tonta,  comencé por enfrentar ese miedo y decirle que tenía todo lo que necesitaba para lograr mi objetivo.  tenía experiencia, aunque un poco adormilada, tenía el equipo necesario, las ganas y todo el tiempo que fuera necesario para reaprender.  Y me solté de nuevo y me dejé fluir, sin pensar más que en cuánto me divertía cuando patinaba con mis amigos. No me volví a caer.
  • Sigue leyendo